Cuando un peleador falla el peso para una pelea, un 20% de su sueldo lo recibe su rival si la pelea se celebra de todas formas. Si no se celebra, en algunos casos el peleador que no tuvo problemas tampoco recibe el dinero después de semanas de entrenamientos. De esto se queja estos días Demetrious Johnson, que no pudo pelear con Ray Borg en UFC 215.

“Por lo general, no pagan a los atletas. Por eso quiero que peleemos el 7 de octubre para poder ganar dinero. En mi opinión, mi culo negro debería ir ahora mismo al banco a cobrar el cheque y llevar a mis hijos a la escuela. Pero no es el caso. No lo entiendo porque acabo de entrenar ocho semanas para esto. Quiero pelear el 7 de octubre y cobrar mi dinero“.

Participa de la conversación