Takaki Soya volvió hace unas horas a la acción después de dos años sin pelear para vencer de forma espectacular a Namiki Kawahara en RIZIN 16. No solo triunfó sino que lo hizo con dos (innecesarias) patadas a la cabeza después de noquear a su rival con un puñetazo que tienen al mundo de las MMA asombrado.

Dos patadas a la cabeza en el suelo... uno de los KO más duros de 2019

A continuación puede ver el video en el que eso sucede: