Colby Covington y Dustin Poirier son compañeros de equipo en American Top Team, pero eso no evitó que el ex-campeón interino de las 170 libras apueste a favor de Khabib Nurmagomedov como ganador de la estelar del UFC 242.

“Como siempre les digo, no estoy aquí para hacer amigos, estoy aquí para hacer dinero, así que vayan y apuesten todo su dinero a Khabib, porque si Dustin no puede evitar un sangrado nasal, ¿cómo va a evitar un derribo?”

Esto, al parecer llegó a oídos de Poirier, quien después de ser sometido por Nurmagomedov en el tercer asalto dijo en la conferencia después de la pelea que no era un “vendido” como Covington por traicionar a las personas con las que entrena.

‘Chaos’ apareció el día de ayer en el Show de MMA de Ariel Helwani, y no sólo comentó que Poirier eligió a Robbie Lawler por encima de él antes de su pelea en Newark, sino que no entrenan juntos desde hace uno o dos años. Además, dijo que los comentarios de Poirier le parecieron desagradables, lo calificó de “celoso” y lo comparó con un niño por llorar frente a los medios después de la pelea.

Los comentarios de Covington no volvieron a caer bien en Poirier, porque el ex-campeón interino de los Livianos lo ha amenazado con violencia física la próxima vez que lo vea en las inmediaciones de ATT:

“Cuando vuelva a verte en el gimnasio, @colbycovmma, va a ser ahí mismo. Te lo prometo”.

Esta no es la primera vez que Covington tiene problemas con sus propios compañeros de equipo. Cuando venció a Demian Maia en 2017 enfureció a muchos brasileños que entrenan en ATT al decir que Brasil es un “basurero” y que los brasileños no son más que “sucios animales”. Actualmente también tiene problemas con quien era su mejor amigo, Jorge Masvidal.