ufc 211 dustin poirier
Jerome Miron-USA TODAY Sports

La pelea principal de las preliminares de UFC 211, un choque entre los pesos ligeros Eddie Alvarez y Dustin Poirier, sufrió un final decepcionante por otro caso de problemas con las reglas. En medio de una durísima batalla, Alvarez propinó rodillazos ilegales a Poirier que fueron considerados accidentales y por ende la pelea fue declarada un Sin Resultado. Ahora, “The Diamond” planea apelar el resultado y busca conseguir un triunfo por descalificación, le dijo el manager de Poirier, Robert Roveta, al periodista Ariel Helwani el domingo.

Las reglas en este tipo de situaciones son causa de controversia y dependen de la interpretación del referí en el momento. Si el oficial considera el foul como intencional se considera la descalificación, pero de creerlo accidental la pelea concluye como un Sin Resultado. Según interpretó la situación el árbitro Herb Dean, los rodillazos de Alvarez fueron intencionales pero porque el peleador creyó que eran legales, por lo que el foul fue accidental. “Creo que la segunda fue legal pero la tercera fue ilegal, vi la repetición y me disculpo con Dustin”, dijo Alvarez tras la pelea.

La situación es complicada porque no todas las comisiones usan el mismo juego de reglas. Originalmente no se podía dar rodillazos a un oponente que tocara la lona con cualquier parte de su cuerpo aparte de los piés, pero desde el 2017 algunos estados aprobaron un cambio para que sea necesario tocar el suelo con ambas manos o estar caído o de rodillas para hacer esos ataques ilegales. UFC 211 se llevó a cabo en Texas, que usa las viejas reglas, por lo que técnicamente todos los rodillazos del Alvarez fueron ilegales.

Este es ya el tercer caso de este tipo en la UFC desde el cambio de reglas, tras la pelea entre Chris Weidman y Gegard Mousasi y el intento fallido de Alex Oliveira de apelar un Sin Resultado frente a Tim Means.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)