Paige VanZant

Paige VanZant podría volver a competir antes que finalice este año.

La peleadora de 26 años fue noticia el día de ayer al conocerse que había firmado con la BKFC, promoción de boxeo a nudillo limpio, tras no acordar un nuevo contrato con la UFC.

Su vinculación a la organización cayó como una sorpresa ya que su llegada a Bellator, que es donde compite su esposo, Austin Vanderford, parecía inminente.

Se espera que la nativa de Oregon debute en esta modalidad de boxeo en noviembre, y según David Feldman, presidente de la promoción, lo hará ante una pugilista que no represente una gran amenaza. Al menos por ahora.

«No puedo arrojar a Paige a la guarida de los leones en su primera pelea», dijo Feldman en entrevista con MMA Fighting. «Tenemos que hacer algo para que se sienta cómoda con esto, pero luego la competición se irá poniendo más dura. Pero para comenzar creo que es una forma genial de impulsarla».

Para Feldman, la firma de VanZant habla bien de la seriedad que representa la BKFC. Además, cree que el gran seguimiento que la ex-UFC tiene en redes sociales es algo que puede ayudarlos a seguir creciendo.

«(La firma) Le dice a las personas que vamos en serio. No estamos lanzando dinero estúpidamente y haciendo malas decisiones. Invertimos dinero en lo que creemos puede hacer crecer a la compañía, y Paige VanZant, con cuatro millones de seguidores en sus cuentas de redes sociales, puede ayudarnos a crecer».

VanZant competirá en las 125 libras, división en la que también compite otra peleadora con pasado en el octágono como Bec Rawlings.


Notas Destacadas