El anticipado choque entre Jorge Masvidal y Nate Diaz que coronaría al peleador “más malo” en la estelar del UFC 244 acabó anticlimáticamente cuando el médico al pie del octágono, Nitin K. Sethi, determinó que el nativo de Stockton no podía seguir peleando por el corte que tenía encima de la ceja y sobre el pómulo.

Al fin de cuentas, Masvidal terminaría ganado la pelea vía TKO y coronándose como el “BMF” de la UFC.

Sin embargo, la respuesta negativa que se escuchó de los aficionados que colmaron el Madison Square Garden es algo que aún persigue a Sethi.

“Soy un buen neurólogo y un bien doctor”, le dijo a MMA Fighting. “Y llamarme escoria en línea y llamar al staff de mi oficina y gritarles a ellos es algo que me hace temer por mi salud y mi seguridad. Alguien va a salir herido, y puede que sea yo en esta ocasión”.

Los tres asaltos que duró la pelea fueron completamente dominados por Masvidal, quien estaba arriba con puntuaciones de hasta 10 – 8. Además de los cortes que presentaba Diaz, lo unilateral que estaba siendo la contienda fue una de las razones que motivó a Sethi para que detenga las cosas.

“Tomé una decisión objetiva en base a mi evaluación del peleador. No sólo por los cortes, sino por mi evaluación completa del peleador y por cómo se estaba desarrollando la pelea. Cuando sentí que no podía garantizar la salud y la seguridad del peleador, me tocó tomar una decisión difícil”.

Aunque tanto Masvidal como Diaz se encuentran interesados en una revancha, el Presidente de la UFC, Dana White, no tiene deseos de programarla.


Notas Destacadas