El evento Bellator 241 se iba a realizar el pasado viernes 13 de marzo de 2020 en Uncasville, Connecticut en los Estados Unidos; sin embargo por toda la situación vivida respecto a la pandemia COVID-19 el evento finalmente fue cancelado, aún así trascendió que la compañía iba a remunerar económicamente a los peleadores que estaban programados para ésa cartelera.

Ahora bién, UFC canceló los eventos eventos que tenía programado para los días 21 y 28 de marzo, así como el que se realizaría el 11 de abril. Una de las afectadas por éstas cancelaciones es Ashlee Evans-Smith, quién tenía una pelea programada ante Molly McCann en el evento que debió realizarse ayer sábado 21 de marzo en Londres, Inglaterra.

En una entrevista que la peleadora norteamericana ofreció al portal web MMA Fighting, manifestó: “Quería competir. Necesito ganar dinero para poner comida en mi mesa. Creo que merecemos ese dinero. Yo en lo personal, iba a ir allí y arriesgaba mi salud personal. Estaba dispuesta a arriesgarme a tener que ponerme en cuarentena para pelear, participar, hacer mi trabajo por ellos. Es por eso que realmente espero que nos recompensen”

En relación al silencio de UFC y lo que hizo Bellator indicó: “No he escuchado nada del UFC y el UFC tanto dinero como ellos tienen, no nos han pagado nada de dinero. Sé que los peleadores (de Bellator 241) fueron recompensados, estuvieron en el lugar y estoy realmente esperando que el UFC no haga alguna trampa y diga, ‘Oh, bueno, no peleaste, no te pesaste, así que no hay pago’. No estoy diciendo que van a hacer eso, pero tampoco voy a hacerme muchas ilusiones”

Aún no existe ningún pronunciamiento por parte de Dana White.

Notas Destacadas