“La cirugía no ha ido como se suponía que tenía que ir. Así que veremos con el tiempo. Caín está pasando tiempo con su familia y haciendo otras cosas. Viene al American Kickboxing Academy de vez en cuando. Pero todavía no ha empezado a entrenar. El pasado año iba a pelear con Fabricio Werdum. Estaba 100% preparado, sin lesiones. Pero la Comisión Atlética de Nevada no quiso arriesgarse. Esa fue la situación, Caín Velásquez no se retiró de la pelea. Y no ha perdido el deseo de pelear. Solo quiere esperar un tiempo, estar con su familia y hacer otras cosas que le gusta. Le encanta el cine, hacer películas. También le gusta la industria del automóvil. Pero lo primero es su familia. Cuando su mente y su cuerpo estén al 100%, estará listo para pelear“.

De esta forma Javier Méndez, entrenador de Caín Velásquez, actualiza el estado de salud del ex campeón de peso completo de UFC.

Participa de la conversación