El padre de Khabib Nurmagomedov no pudo estar presente en la reciente pelea de su hijo porque no le fue concedida la visa. Aún así, seguro que estuvo siguiendo cada uno de los pasos del peleador, desde lo sucedido antes del evento hasta lo sucedido después.

Ahora, en plena polémica tras el incidente, hace el siguiente comunicado en Instagram:

Perdono a Conor McGregor. Todo queda en el pasado. Es necesario hacer un análisis y aprender de los errores“.

Es un buen mensaje por su parte ya que de alguna forma calma el ambiente. Algo que es realmente necesario. Veremos qué sucede próximamente, pero lo más seguro es que todos se tranquilicen a medida que vayan pasando los días.