Khabib Nurmagomedov, Dana White y Conor McGregor se dirigen a la prensa en la conferencia de prensa del UFC 229 (Foto por Steven Ryan/Getty Images)

Todos están marcando la pelea estelar del UFC 229 entre Khabib Nurmagomedov y Conor McGregor como la más grande de la historia, pero, ¿Será cierto?

El UFC hace de vez en cuando peleas que llaman la atención de todo el mundo y que ponen el deporte en boca de todos, incluyendo personas que no consumen el deporte o el fanático “ocasional” que dejó el deporte a un lado para enfocarse en otros asuntos.

Este sábado 6 de octubre el UFC coloca en el evento estelar del UFC 229 una pelea que cumple con ese requisito: Nurmagomedov vs. McGregor. Ahora bien, hay personas en todo el mundo que llaman a esta pelea “la más grande de la historia del UFC” y otros llegan a decir que no solo de la compañía, sino, del deporte. ¿Es cierto esto?

Bueno, cuando tenía en mente éste artículo tenía muchas dudas, algunas de ellas supongo se las han preguntado ustedes, así que, dividiré mi percepción y mi análisis en 4 puntos que a mi entender son fundamentales para llamar esta pelea “la más grande”, y ustedes junto conmigo serán el jurado.

4Exposición y Mercadeo de la Pelea.

Poster “The World Is Watching” para UFC 229 (crédito: UFC.com)

Durante los 25 años que tiene el UFC realizando peleas de MMA, siempre hemos visto peleas que se promocionan más (o mejor) que otras; algunas por la capacidad de “vender” la pelea de los protagonistas, otras por la localización geográfica, y otras por algún detonante (morbo) que haya hecho que se realizara la pelea.

El UFC sorprendió a todos con el anuncio de Khabib vs. McGregor el 3 de agosto en su conferencia de prensa sobre sus 25 años en el deporte, y cuando digo que sorprendió a todos, es que a diferencia de otras peleas de renombre, fue anunciada tan sólo 2 meses antes de la pelea. Esto dejó poco tiempo para invertir en una apropiada respuesta de mercadeo, sin embargo, el UFC demostró por qué es líder en el mercado en cuanto a promocionar peleas de MMA y esto no pareció afectarles.

Tan pronto acabó el UFC 228 a principios de septiembre, el UFC lanzó una campaña de promoción del UFC 229 enfocados en su estrella (McGregor) y en el campeón de las 155 libras (EL MUNDO ESTÁ MIRANDO), logrando despertar el hambre de los fanáticos no solo de Estados Unidos, sino, de manera global.

Lanzaron vídeos en Youtube, Twitts, post en Instagram y Facebook, se apoyaron de todo esto para lograr una expansión masiva del contenido en tan sólo días, y si creen que esto no funciona, pregúntenle a Barack Obama.

Algo que pareció afectarles un poco fue la decisión de McGregor de no realizar encuentros mediáticos, algo que se logró solo dos semanas atrás. Sin embargo, la fama que ha acaparado el irlandés en los últimos 4 años ha logrado subsanar no sólo este tipo de inconvenientes, también ha logrado mantener el foco de atención ante su rival (Nurmagomedov) quien no es conocido por los que no siguen el deporte, sin embargo a McGregor, todos lo conocen por su enfrentamiento con Mayweather.

Es cierto que no se realizó una gira “mundial” con ambos peleadores, o no se le dio una exposición como la pelea con Jose Aldo, Nate Diaz o Eddie Alvarez, pero a decir verdad, no lo necesitaba. El morbo del incidente con el Autobus, ha hecho que desde ese entonces estemos pensando en nuestro subconsciente que ambos iban a enfrentarse.

Aunque no fue la exposición tradicional, les ha ido muy bien con la exposición digital y creo que cumple este requisito para impulsar la pelea como la más grande de la historia.

Atrás