conor mcgregor

La Comisión Atlética del Estado de California (CSAC) realizó un estudio sobre cortes de peso en atletas de MMA entre el 2016 y el 2017, con resultados interesantes. De un grupo de 82 personas, el 29.3 por ciento de los peleadores recuperó más del 10 por ciento de su peso entre la medición y la pelea. Un 45.1 por ciento del total gana más de ocho por ciento de su peso, y en promedio los peleadores recuperan unos 5.7 kilos previo a sus encuentros. El estudio, obtenido por MMA Fighting, fue presentado por el ejecutivo de la CSAC Andy Foster, quien indicó que los datos son consistentes con exámenes a 300 peleadores.

De los 82 peleadores testeados, uno ganó 11.97 kilogramos entre el pesaje y la pelea, un incremento de un 16 por ciento de su peso. Otro recuperó 11.38 kilos, o un 14 por ciento. La cuestión de los cortes de peso en las MMA conlleva dos problemas: los atletas sufren deshidratación extrema previo a un encuentro, y tras rehidratarse están muy por encima del límite de su división lo que les da una ventaja competitiva. Todos los peleadores del estudio que se presentaron más de un 8 por ciento por encima de su división fueron welters o de menor peso, excepto por un peso medio.

Las cifras son significativas porque el mismo Foster propuso recientemente un plan de 10 puntos para combatir los cortes de peso extremos. Uno de los puntos más importantes es controlar el peso de los atletas el día de la pelea y forzar a aquellos que recuperan más de un ocho por ciento de su peso a subir de división para su próximo encuentro. Según Foster, esa parte de su plan sigue en pié pero se cambió el límite a un 10 por ciento de incremento de peso por intervención del comité de asesoría médica. De aprobarse estas medidas, un 30 por ciento de los peleadores en California deberán subir de división.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)