“Fue una decisión difícil. Imagínate. Tres horas antes estoy en mi habitación y mi representante me llama y me dice que la pelea ha sido cancelada. Me llama dos minutos más tarde para decirme que puedo tener otro rival, Walt Harris. Le digo que espere para hablar con mi equipo. Es difícil porque me preparé durante tres meses para un rival, y tres horas antes tengo que cambiarlo todo. No tuvimos una estrategia hasta 30 o 40 minutos antes de la pelea. No conocía mucho a Walt Harris, sólo de cuando trabajaba como comentarista. Pero demostré que acepto cualquier pelea“.

De esta forma explica Fabricio Werdum que fue difícil tomar la decisión de pelear con Walt Harris cuando horas antes de UFC 216 se confirmó que Derrick Lewis no podría competir.

Participa de la conversación