El barman británico, Oliver Regis (de 32 años), la hizo en grande el pasado 26 de Agosto, fecha en la que se enfrentaron Floyd Mayweather Jr. y Conor McGregor. Regis, quien es fan de Conor, compró un boleto de 2,500 dólares para ver la que fue denominada como “La Pelea del Siglo”, pero Oliver no quedó conforme con que su asiento fuera de los más apartados del T-Mobile Arena.

Así que Regis decidió que iba a hacerse pasar por integrante del equipo de seguridad de Mayweather – equipo que según Regis, falló al escanear su tiquete y por eso no fue descubierto.

Regis habló con ‘The Sun’ acerca de su experiencia, Oliver terminó viendo el combate en tercera fila, cerca de celebridades a quienes incluso se atrevió a pedirles selfies (vía NYPost.com):

Oliver Regis: “Me sentí un poco descarado, pero esa era una oportunidad que sólo sucede una vez en la vida. No puedo creer que funcionó”.

“Estaba sentado en tercera fila, y luego Mike Tyson se sentó atrás. LeBron James estaba en mi fila y pude ver a Leonardo DiCaprio”.

“Estaba nervioso por pedirle a Tyson una foto. Él no habló, sólo asintió con la cabeza”.

“Mis amigos empezaron a enviarme mensajes de texto diciendo que me habían visto en la TV. Fue muy surrealista, ¡pero era la pelea más grande de la historia!”.

“Estoy seguro de que todos van a hablar de esto cuando regrese, ¡y tengo las fotos para demostrarlo!”.

Participa de la conversación