La realidad es más extraña que la ficción. Fedor Emelianenko, presidente de la Unión de MMA de Rusia, fue visitado por el FBI en Chicago previo a Bellator 198. El hecho fue reportado primero por el medio británico The Telegraph y múltiples fuentes, incluyendo al mánager estadounidense del peleador, confirmaron que agentes del Buró Federal de Investigaciones se presentaron tanto al hotel de Emelianenko como al evento en sí, que tuvo lugar el pasado sábado 28 en Rosemont, Illinois cerca de Chicago.

No hay información sobre por qué el “Último Emperador” fue visitado por el FBI ni sobre que fue la entrevista, aunque nada indica que Emelianenko esté bajo investigación según fuentes. El FBI declinó comentar en la situación, y la Agente Especial Janine L. Wheeler de la oficina de Chicago respondió al pedido de MMA Fighting con el siguiente comunicado: “Por políticas del Buró, no hacemos comentarios sobre investigaciones que podríamos estar o no estar llevando a cabo sin una base de registros públicos desde la cual hablar”.

Cabe recordar que Emelianenko tiene vínculos con el presidente de Rusia Vladimir Putin y el presidente de los Estados Unidos Donald Trump. El Último Emperador es un funcionario del gobierno ruso en el Consejo de Salud y Deportes, puesto obtenido por decreto de Putin, y las peleas del ruso en la promoción Affliction MMA hace una década fueron promocionadas por Trump. Además, el director de operaciones de Affliction era el abogado y oficial de la Trump Organization Michael Cohen, que está bajo investigación federal por múltiples cargos incluyendo los relacionados a la disputa entre Trump y la actriz porno Stormy Daniels.