israel adesanya brad tavares final del tuf 27
Crédito: Jeff Bottari/Zuffa LLC/Getty Images

En sólo su tercer pelea en la UFC, “The Last Stylebender” dominó al peso medio número ocho en los rankings. Israel Adesanya controló con notable habilidad los cinco asaltos de su pelea con Brad Tavares, estelar en la final del TUF 27, mostrándose más que un simple kickboxer probando suerte y llevándose la decisión unánime. Los intentos de derribo de Tavares no llegaron a nada y los clinches le jugaron en contra, y Adesanya desplegó un notable arsenal de toda distancia atacando piernas, cuerpo y cabeza, cambiando guardias, siempre en movimiento, siempre elusivo, notablemente seguro. Un talento que hay que ver.

Michael Trizano tomó el campeonato de peso ligero de The Ultimate Fighter 27 con una decisión dividida sobre Joe Giannetti tras una pelea poco lucida. Tras un primer asalto parejo que terminó con Giannetti llevando la acción a la lona y amenazando sumisiones, el segundo round se tornó interminable con Trizano atrapado en un triángulo de piernas y sentado encima de su rival, evitando intentos de leglocks y dando codazos a los muslos. Giannetti pasó los últimos cinco minutos sin intentar más que algunos ataques giratorios, mientras que Trizano se mantuvo activo y pudo ganarse así a los jueces.

Brad Katona se llevó una dominante decisión unánime sobre Jay Cucciniello para convertirse en el campeón de peso pluma de The Ultimate Fighter 27. Cucciniello logró poco y nada a través del encuentro y se vió superado de pie y controlado en la lona. Tras un primer asalto pausado y medido de pie, Katona aturdió a su rival con un gancho izquierdo al final del round inicial y al principio del segundo, pero fue el grappling lo que le dió la victoria. Clinch efectivo y derribos autoritarios le permitieron a Katona llevar la acción a la lona, desde donde controló sin mucho daño pero de manera eficaz hasta la campanada final.

Alex Caceres se llevó la decisión dividida sobre un duro Martín Bravo. La dureza y persistencia del mexicano Bravo fueron más que notables y “El Toro” hizo su marca con presión constante, no sólo mediante duros golpes pero también con derribos y tiempo de control, pero la dureza sólo se muestra si el rival conecta. Caceres llevó la ventaja en la distancia a través del encuentro y la hizo notar con constantes izquierdazos de southpaw, en especial en el tercer asalto donde aturdió dúramente a Bravo, pero “Bruce Leeroy” no pudo finalizar a su sangrante rival y tuvo que sobrellevar un agotador último asalto de intercambios.

Tras quedarse corta en su sorpresiva oportunidad por el título de 125 libras, Roxanne Modafferi anotó su primer triunfo en la UFC con un nocaut técnico sobre Barb Honchak a los tres minutos con 32 segundos del segundo round. La “Happy Warrior” se llevó lo mejor del striking con más movimiento lateral, controló la mayoría del primer asalto tras un derribo y tomó la posición superior tras un intento de proyección de Honchak al principio del segundo. Desde la lona Modafferi pudo afianzar su posición, a pesar de los intentos de escape de su rival, y llovió golpes hasta que el referí detuvo la pelea.

Alessio Di Chirico se llevó la decisión dividida sobre Julian Marquez tras un encuentro parejo, con tarjetas de 29-28, 29-28 y 27-30. Aunque ambos hombres tuvieron momentos en el grappling, con clinches y derribos oportunos, intentos de sumisión y excelentes transiciones y escapes, el encuentro fue marcado por la presión de Marquez frente a los contragolpes de Di Chirico. El primero pasó la mayoría de la tensa pelea avanzando, buscando feroces golpes que a veces conectaron y a veces lo expusieron a contragolpes igual de duros de parte de su rival en medida retirada.