(Photo by Daniel Cardenas/Anadolu Agency/Getty Images)

La final del TUF Latinoamérica 3 fue encabezada por un encuentro entre dos de los mejores pesos ligeros del mundo, ambos famosos por su estilo basado en la presión y la agresividad. Un ex campeón contra un contendiente y ganador de The Ultimate Fighter buscando asegurar su lugar en la cima de la división. Finalmente, fue “El Cucuy” Tony Ferguson quien se impuso sin lugar a dudas sobre Rafael dos Anjos para lograr la primer racha de nueve triunfos entre los pesos ligeros y llevarse una decisión unánime indiscutible.

La pelea se adecuó a lo que se conoce de ambos hombres, presionar siempre y retroceder jamás. Fue la variedad y creatividad de Ferguson la que marcó la diferencia en el encuentro que se llevó a cabo principalmente de pié. dos Anjos se vió perdido frente a una ofensiva que variaba entre la cabeza, el cuerpo y sus piernas en todo momento. Un buen boxeo de golpes rectos y devastadores uppercuts oportunos fue acompañado por patadas a múltiples alturas y puntuado por ataques impredecibles como codazos giratorios y cambios de postura para encontrar nuevos ángulos.

621329420
Foto UFC

A los 34 años y ya muy desmejorado por sus múltiples guerras, Diego Sanchez demostró que todavía puede ser peligroso al llevarse la decisión unánime sobre el prospecto Marcin Held. Held tuvo un buen primer asalto pero se vio dominado por su experimentado rival mientras pasaban los rounds y su cardio decaía. Famoso por su grappling, el polaco no pudo evitar que Sanchez tomara en control en la lona y lo aplanara con sus habilidades de lucha. Aunque Sanchez estuvo lejos de sus famosas riñas brutales o incluso de finalizar, fue capaz de controlar las posiciones superiores y llevarse el triunfo.

Ricardo Lamas no se dejó intimidar por las habilidades de jiu-jitsu de su rival y sometió a Charles Oliveira a los dos minutos con 13 segundos del segundo asalto. Oliveira llevó las de ganar en la lona durante la mayoría de la pelea, sin embargo, amenazando múltiples sumisiones en el primer asalto y hasta estuvo a punto de finalizar a Lamas mediante un mataleones interrumpido por la campana. La pelea parecía del brasileño en el segundo asalto, pero cuando intentó aplanar su rival contra la lona Lamas encontró la oportunidad para cerrar una guillotina y salir airoso.

(Photo by Mike Roach/Zuffa LLC/Zuffa LLC via Getty Images)
(Photo by Mike Roach/Zuffa LLC/Zuffa LLC via Getty Images)

Martín “Toro” Bravo, de 23 años, se coronó como The Ultimate Fighter tras noquear al peruano Claudio Puelles al minuto con 55 segundos del segundo asalto. Una pelea reñida, Puelles se mostró más técnico y pudo marcar bien distancia y encontrar derribos en momentos oportunos, pero la presión constante de Bravo y sus certeros ataques al cuerpo hicieron la diferencia. La pelea terminó cuando Puelles fue empujado contra la jaula y Bravo le propinó duros ganchos a las bajas costillas en ambos lados del cuerpo, dejando al peruano en agonía en la lona.

Beneil Dariush superó a Rashid Magomedov por decisión unánime en quizás el encuentro menos emocionante de la noche. La pelea derivó en un encuentro de striking pausado donde Dariush pudo sacar ventaja con patadas al cuerpo a la distancia y usar el clinch para castigar con rodillas o ganar tiempo en la jaula cuando Magomedov amenazaba. El ruso tuvo sus momentos e incrementó la agresividad en el tercer asalto pero no fue suficiente para darle la victoria, lo que cortó una racha de 12 triunfos.

MEXICO CITY, MEXICO - NOVEMBER 05:  Alexa Grasso of Mexico celebrates her victory over Heather Jo Clark of the United States in their women's strawweight bout during the UFC Fight Night event at Arena Ciudad de Mexico on November 5, 2016 in Mexico City, Mexico. (Photo by Jeff Bottari/Zuffa LLC/Zuffa LLC via Getty Images)
(Photo by Jeff Bottari/Zuffa LLC/Zuffa LLC via Getty Images)

Peleando por primera vez en México desde el 2014, Alexa Grasso tuvo un gran debut con la UFC y se llevó una decisión unánime dominante sobre Heather Jo Clark. La joven prospecto mexicana dominó de principio a fin en un encuentro que fue casi enteramente de striking, sacando clara ventaja en volúmen y precisión tanto en la corta como la larga distancia. Incluso cuando Clark intentaba dar pausa con el clinch contra la jaula y buscando el derribo, Grasso supo defenderse y revertir las posiciones para seguir presionando a su rival y mostrarse la clara triunfadora.

Participa de la conversación