Francis Ngannou por fin tendrá su oportunidad de enfrentar al campeón de los pesos completos Stipe Miocic, luego de haber destrozado a Alistair Overeem.

Ngannou ganó su derecho de afrentar al “hombre mas peligroso del mundo” luego de noquear a Overeem con lo que muchos (yo incluido) nombran como el KO del año 2017. Una de las cosas que la mayoría de analistas nos preguntamos es si será suficiente para Ngannou sólo su poder de nocaut contra un peleador de la talla de Miocic, el cual tiene un juego muy redondo.

El día de ayer, en la conferencia de prensa vía telefónica con motivo del UFC 220, Ngannou dijo que aunque reconoce los puntos fuertes de su oponente, se siente confiado en las habilidades que ha desarrollado desde que inició dentro del UFC.

“Es un tipo completo, pero tengo más confianza,” dijo Ngannou en llamada telefónica. “Al principio tenía dudas sobre mi lucha y mi acondicionamiento, pero hoy estoy entrenando con los mejores luchadores y sigo mejorando mi condicionamiento físico, así que hoy puedo decir que he mejorado en todos los aspectos. Ahora puedo decir que soy un peleador de MMA completo.”

Para el peleador camerunés de 31 años de edad, su poder en las manos no lo es todo y entiende que su objetivo principal es ser un peleador completo:

No solo me estoy enfocando en mi poder de nocaut, quiero mostrar todo, que soy un peleador de MMA completo, es lo que persigo.”

Entrando en la pelea con tan sólo poco más de 5 semanas, Ngannou siente que su pelea por título no es apresurada, y que no tiene inconvenientes en tomar la misma a menos de dos meses de haber peleado.

“No, no es para nada rápido,” Dijo. “Estaba preparado desde antes, incluso desde que me preparaba para Alistair Overeen ya pensaba en [pelear] con ambos tipos, así que estaba preparándome [desde entonces] para pelear 2 o 5 asaltos porque sabía que si ganaba podría enfrentar a Stipe inmediatamente.