(foto por: Per Haljestam-USA TODAY Sports)

Gunnar Nelson fue derrotado en 82 segundos por Santiago Ponzinibbio el domingo pasado en la pelea estelar del UFC Fight Night 113, pero cree que pudo ser diferente si hubiese hablado a tiempo sobre “un inconveniente” que tuvo en la pelea.

Nelson, quien nunca había sido noqueado en su carrera, dijo que las cosas pudieron ocurrir de otra manera si hubiese hablado sobre los problemas de visión que tuvo luego de un “piquete a los ojos” propinado por el “Argentino / Brasileño”.

“Pienso que comencé muy bien. En el primer intercambio lo cogí con un uppercut y él me entró un dedo en el ojo, “dijo Nelson durante la rueda de prensa luego de la pelea.

“Gunni”, dice que lamenta no haber hablado desde que estuvo viendo doble a causa del incidente, pues a partir de ese momento recibió algunos golpes bien fuertes y llevó al final desafortunado.

Y realmente debí haber dicho algo, porque estuve viendo doble el resto de la pelea. Me atrapó con un puñetazo que realmente no vi venir”, agregó. “El ojo lo tengo realmente adolorido, pero es una de esas cosas que pasan. Realmente debí haber dicho algo y no sé por qué no lo hice. Quizás hubiese visto el puñetazo que me lanzó, pero es lo que es”, concluyó Gunni.

Lo cierto es que Ponzinibbio logró superar uno de los mejores peleadores de la división, y sea cierto o no lo del ojo, los comentarios de Nelson no sentarán bien para los fanáticos de las MMA (En especial los de Ponzinibbio).

 

Participa de la conversación