Crédito: Esther Lin (@AllElbows)

La campeona del Consejo Mundial del Boxeo tuvo su debut en Bellator. Después de un largo acondicionamiento en la academia de Renzo Gracie en Long Island, pudo completar de participar y ganar en un evento de élite de las MMA.

Para ningún tipo de atleta es fácil la transición de un deporte a otro. Con diferentes reglas, otro tipo de guantes, cambia el lugar y las dimensiones del área de combate, entre otras tantas cosas. A Heather Hardy no le importó nada esto. Ni bien le llegó la posibilidad, inició un entrenamiento técnico y físico impresionante para estar a la altura de las circunstancias.

El hambre de gloria fue su principal combustible para completar su sueño: “No quiero sonar como una arrogante pero yo soy de una raza. Pelear está en mi sangre. Esta mierda vive conmigo día a día”, dijo días antes de subirse a la jaula para enfrentar a Alice Yaunger.

El destino casi que no le dio posibilidades a esta madre soltera que vive actualmente con su hermana. Desde chica tuvo que remarla desde atrás, con los problemas financieros como actor principal. A pesar de esto, the heat mantuvo su objetivo entre ceja y ceja. A sus 28 años es uno de los grandes prospectos del boxeo. Tiene un récord invicto de veinte triunfos en igual cantidad de presentaciones, además es dueña del cinturón Internacional del CMB.

Fue una verdadera guerra lo que vivió dentro del círculo de Bellator. No fue con una contrincante de la élite de las artes marciales mixtas, pero Yaunger no se dio por vencido para nada fácil. Es más, varios analistas y fanático pensaban que Hardy iba a ser derrotada en el primer asalto.

Los comentarios que hizo luego de ganar fueron los que enaltecieron aun más a este sueño cumplido. Con el top lleno de sangre, el ojo izquierdo hinchado y morado y con veintisiete puntos de sutura, la debutante habló con los medios con una sonrisa de oreja a oreja: “Estoy tan feliz en este momento. Tengo un total de veintisiete puntos, pero no me importa. Es uno de esos momentos en los que trabajas muy duro y puedes decir lo hice. Mucha gente dijo que no lo haría o no podría, sin embargo lo hice”, declaró entre lágrimas.

An emotional Heather Hardy reflects on her pro debut win over Alice Yauger. #Bellator180

A post shared by MMAFighting.com (@mmafightingdotcom) on

Para cualquier atleta que llegue a las artes marciales mixtas se abre un mundo nuevo. Tan nuevo y grande que puede llegar a causar miedo. No porque sea imposible, sino porque te das cuenta que a pesar de ser bueno en un arista, hay otros cientos en los que ni siquiera conoces. Hay que tener agallas para dejar la comodidad del éxito, para entrar a algo totalmente diferente en donde todo tu autoestima deportiva puede derrumbarse en cuestión de segundos.

“Es un deporte totalmente diferente. No es lo mismo el boxeo, que el boxeo en las artes marciales mixtas. Por ejemplo, en las MMA cuando lanzas un jab dejas tu pierna muy descubierta, por lo que puede ser atacada con una patada o hasta te pueden derribar. En el boxeo el jab es algo en lo que uno puede confiar al cien por ciento. Son pequeños detalles que marcan la gran diferencia”, comentó a MMAFIGHTING tras el triunfo.

Para muchos será una victoria más de una mujer dentro de una jaula de MMA, para Heather Hardy será un día que jamás olvidará, porque esos días en los que cumples tu sueño quedan guardados para siempre en la memoria.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)