Michael Bisping reprende a Nate Díaz

Esta vez vamos a entrar a fondo en el tema que nos ocupa pues nos ha tomado totalmente por sorpresa. Hablando en Ariel Helwani MMA Show, Michael Bisping confesó que estuvo en prisión.

“Sí, eso es correcto. Mucha gente me ha preguntado sobre eso desde que lo mencioné en la ceremonia del Salón de la Fama, se me fue la lengua. Entonces supe que iba a tener que hablar de ello. Nunca he querido hacerlo, he intentado convertirme en otra persona.

“Cuando era joven, cometí muchos errores. Mucha gente lo hace. Soy humano. Tal vez unos fueron más grandes que otros. En alguna ocasión me metí en problemas con la ley. Nunca fui un criminal pero se me daba bien pelear. Hasta el punto de que me convertí en peleador profesional.

Pero sí, fui a la cárcel cuando Rebecca estaba embarazada de siete meses. Fue un momento muy malo para los dos. Cuando me convertí en peleador de MMA no quería que la gente viera esa parte de mí. No quería que dijeran: ‘Mira, otro criminal que viene a pelear a la jaula’.. Porque automáticamente asumen cosas. Así que nunca hablé de eso porque no estaba orgulloso de esa parte de mi vida. Elegí olvidarlo y dejarlo atrás y convertirme en alguien nuevo.

“Ahora mi viaje ha terminado. Bueno, mi viaje como pelaedor de artes marciales mixtas ha terminado. Y, he escrito un libro. No pasa nada por decir la verdad“.

En cuanto a qué pasó para que lo arrestaran, el ex peleador también habló:

Fue una pelea de bar. Entré al cuarto de baño y mi amigo estaba en el suelo después de que dos personas lo golpearan. ¿Qué iba a hacer? Entonces empezamos una pelea que acabó fuera del local. Estaba peleando con dos tipos y aprovechando mi entrenamiento durante años en MMA decidí dar una patada a uno en la cabeza. La cosa se exageró un poco y la policía vino y me arrestaron. Así pasé un tiempo en la cárcel”.


Notas Destacadas