Este sábado el flamante campeón peso medio, que tomó la división en 2 años, Israel Adesanya defenderá su cetro ante Yoel Romero, quien es considerado el peleador más peligroso de la categoría, e incluso de UFC.

Tras conquistar la cima de los pesos medios en octubre del 2019, Israel Adesanya tenía como rival claro en su primera defensa del cinturón al brasileño, Paulo Costa. Sin embargo, debido a una lesión de «The Eraser», es que la pelea quedó descartada, haciendo que Adesanya retará a Romero, no solo para estar activo, sino que también para cementar su legado como campeón.

Este combate trae consigo un duelo interesante entre un estilista versus una máquina de choque; y significa para el campeón, quien ha sido cuestionado en su paso por las MMA, el reto más difícil de su carrera como peleador de artes marciales mixtas por el peligro que el cubano representa. Sin más preámbulos, el desglose de este combate por el título de peso medio de UFC.

Israel Adesanya

Israel Adesanya es uno de los mejores strikers que han transicionado desde el Kickboxing o K1 hacia el MMA. Su pasó por UFC ha sido meteórico y desde su debut en 2018 logró victorias importantes frente a Tavares, Brunson, Silva, hasta lograr ser campeón interino derrotando a Gastelum para luego unificar el titulo noqueando a Whittaker.

Adesanya es un un golpeador que va desmembrando y dañando a los rivales a lo largo del combate. Esta cualidad del nigeriano quizás se deba a su composición física que también ha determinado incluso su estilo de pelea. «El último maestro del estilo» está dotado de un tronco, brazos y piernas alargadas que generan poco torque, por lo cual y como es recurrente en peleadores de esas cualidades físicas, es que los golpes rectos y alargados son más frecuentes. Hablando netamente de su carrera en el MMA, Adesanya ha peleado siempre de dicha forma: desmantelando con paciencia, sin lanzar bombas hasta encontrar el espacio claro (producidos por las amagues) para noquear o dañar gravemente. En su debut en UFC lo demostró rompiendo lentamente a Wilkinson, con fintas de golpes que terminaban en otros; con Brunson, quién fue en ese momento la pelea más dura que había tenido, hizo lo mismo, haciendo lucir al norteamericano como un principiante en el striking. Adesanya tiene la virtud de no telegrafiar ningún golpe que va a lanzar, es más y como ya mencioné, tiene la capacidad de hacerte creer que viene un golpe que terminará en otro.

Ese cálculo en su golpes y su distancia (debido a su físico) hace que cada golpe sea un aguijón; aguijones que entran en la línea de fuego, donde usualmente Adesanya mantiene los rivales a raya, obligándolos al intercambio a locas, mientras el retrocede, golpea y sale en diagonal. La única pelea en la cual Adesanya lució fuera de rango (y por lo cual recibió de más), fue en contra de Gastelum; con quien fue a «fajarse» directamente. Luego de esta lección frente al estadounidense, el nigeriano cambió su estrategia versus Whittaker y se alejó de los golpes del australiano cuando estos venían de forma muy recta. El ahora campeón salía de los embates de Whittaker, iba tanteando el momento exacto para entrar en el intercambio, fue sintiendo el vaivén en su cabeceo, y de esa forma terminó por conectar en seco al australiano y noquearlo desde una distancia media y efectiva.

Quizás el punto más cuestionado y que todos apuntan, es de su habilidad como luchador, que tampoco a sido expuesta por alguien lo suficientemente inteligente para lograr derribarlo. Brunson se lanzó de lleno y predeciblemente por los derribos y Gastelum prefirió confiar en su pegada, más que en su lucha. ¿Será que Romero lo ponga realmente a prueba por primera vez?

Yoel Romero

Yoel Romero es quizás el espécimen físico más increíble que ha pasado por UFC. A sus 42 años mantiene la misma explosividad, fuerza y agilidad que peleadores de 20 y 30 años, y es capaz de aguantar daño como pocos han podido en la historia. Cuando Romero comenzó su carrera en UFC destacó principalmente por ser un peleador que de un momento a otro explotaba con una loca y salvaje ráfaga de golpes que terminaron en nocauts o con Romero desbalanceado y cayendo al suelo. Esto lo mantuvo en la mayoría de sus combates, hasta que se empezó a notar a un «Soldado de Dios» un poco más defensivo, usando muchos los movimientos de hombros del boxeo, cediendo rounds, y por sobre todas las cosas, preservando su capacidad aeróbica para poder pelear toda una pelea, si es que no es capaz de terminarla en el primer round.

Ese último punto creo que es la clave del porqué Romero hoy no es un salvaje dentro de los primeros dos rounds, como solía serlo en sus primeros combates en UFC. Esta faceta de «calmado» se fue viendo de apoco en los combates contra Machida y Rockhold, donde atacó brutalmente cuando fue necesario, hasta finalmente lograr la mezcla de calma, reserva y agresividad en los combates contra Whittaker y Costa.

Si hablamos del arsenal técnico en la pelea de pie de Romero, se encuentran muchos golpes básicos de puños (aprendidos en escuela cubana de boxeo), como también golpes alocados como puños con giros, rodillas voladoras e incluso «patadas de gancho» y «oblique kick»; que si bien no son de la misma calidad técnica que Adesanya, siguen siendo peligrosísimas por la capacidad explosiva e impredecible que tiene Romero.

Aún muchos se confunden cuando ven a Yoel Romero no usando de lleno la habilidad de clase mundial que tiene como luchador; y se debe, creo yo, al desgaste físico que significa para Romero luchar 15 minutos (sumado a los golpes) de la forma en la que lo hizo durante su carrera como luchador estilo libre. Romero ha usado su lucha solo en ciertos momentos y en esos pequeños lapsus ha demostrado que puede derribar a cualquiera, si es que así lo quiere.

Combate

Puede que en este combate se dé uno de los rounds más entretenidos de lo que va del año. Tanto Romero como Adesanya estarán tentativos de lanzar el primer golpe, y ambos «sonreirán» cuando presuman los golpes que conecten o que pasen cerca. Creo que Adesanya intentará llevar a Romero a esa misma zona de inseguridad, engaño y trampa que llevó a Whittaker. Romero por su parte no creo que seda ante tal juego y se centrará a solo atacar cuando sea realmente necesario, cediendo los dos primeros rounds del combate.

De ahí en más se pueden plantear dos posibles escenarios: El primero, y debido a la paciencia de Romero, será Adesanya ya con el timing correcto para atacar y defender a gusto. El otro es el mismo escenario, pero con un Romero entrando contra un Adesanya que ahora tendrá que prepararse para el real embate de la bestia cubana. Romero puede y debería usar el mismo juego de finta y engaño que tiene Adesanya, pero usando la lucha como arma. Si Romero le hace creer al campeón que será derribado lo más probable es que quede vulnerable a un bombazo de los que Romero sabe dar. Si Adesanya logra el objetivo de imponer su tiempo y distancia frente al cubano, será capaz de hacer mucho mas daño que Costa le generó, ya que no serán bombazos que choquen con los antebrazos y codos, sino que aguijones que entraran más certeros.

Si Romero derriba a Adesanya lo más probable es que sea momentáneo, ya que el cubano lo hará para continuar atacando en aquel embate ya mencionado. Adesanya será puesto a prueba en la velocidad de reacción para ver dichos derribos y defenderlos.

Predicción

Sería «la cereza de la torta» para una trayectoria increíble que Romero se coroné campeón, y debo decir que el sábado estaré apoyando al cubano; sin embargo, no creo que sea el hombre que se lleve la victoria. Siento que esta pelea puede ser la pelea del año y puede estar para cualquiera, pero si la pelea se va a los jueces, no creo que se la den a Yoel Romero. Esto no quiere decir que Adesanya no tenga la capacidad para ganarle limpiamente, pero no creo tampoco que el campeón «lo haga parecer fácil» ante un rival tan duro como lo es Romero y mucho menos que lo termine en los primeros rounds.

Por el lado de Romero, no creo que este vaya con otra disposición a terminar el combate en cualquiera de los rounds y también no creo que Adesanya se deje llevar fácilmente como para ser finalizado dentro de la pelea. Dicho esto siento también que Romero se quedará conforme con ir a los jueces una vez más, esperando un fallo favorable para él.

Ganador: Israel Adesanya

PD: Y de ser el caso que se vaya a decisión con la balanza cargada para el cubano, todos sabemos como terminarán fallando los jueces…


Notas Destacadas