Tras noquear a Corey Anderson en febrero, Jan Błachowicz esperaba enfrentar al para entonces campeón Jon Jones, para acabar con un invicto de 10 años en el UFC. Con Jones fuera del panorama (dejó su título vacante), Blachowicz chocará con Dominick Reyes por el cinturón.

Pese al deseo de derrotar a Jones y hacer historia, Blachowicz se encuentra enfocado en su próximo reto: Dominick Reyes.

“Quizás esté un poco molesto, pero no me importa”, explicó Blachowicz a MMA Fighting. “Ahora, solo pienso en Dominick Reyes. Ya no me importa Jon Jones. Pensaré en él en el futuro. Ahora en mi cabeza solo está Dominick, y me enfocaré en él”.

“Estaba feliz porque él desbloqueó nuestra división”, analizó Blachowicz. “Yo sabía que iba a pelear con Dominick Reyes, y sabía que sería una pelea de cinturón. Un título regular, una gran noticia”.

La impresionante racha de tres triunfos de Blachowicz, donde despachó a Luke Rockhold (KO), Ronaldo Souza (Decisión Dividida) y el mencionado Corey Anderson (KO); le daban garantías a Blachowicz para pelear por el cinturón absoluto de las 205 libras.

Jon Jones ha sido campeón semicompleto con un tiempo acumulado de 2,098 días. El ganador del duelo entre Reyes y Blachowicz, a celebrarse el 26 de septiembre en Abu Dhabi, dará inicio a una nueva etapa de las 205 libras en el UFC.


Notas Destacadas