Joanna Jedrzejczyk

Aunque no pudo coronarse campeona de peso mosca en UFC 231, Joanna Jedrzejczyk todavía apunta al oro. En particular, la ex campeona de las 115 libras espera volver a pelear por el título que perdió a manos de Rose Namajunas el año pasado: “Quiero desafiarme a mí misma y volver a pelear por el cinturón de peso paja, así que esperaré a que Jessica Andrade y Rose peleen el próximo año”, explicó la peleadora polaca en la conferencia de prensa tras el evento. “Veremos que pasa. Si un campeón no defiende el título una vez por año pueden perderlo, a Rose le quedan cuatro meses para pelear”.

Jedrzejczyk podría tener razón respecto al límite de tiempo que enfrenta Namajunas, dado que hemos visto a dos campeonas de divisiones femeninas ser despojadas de su título recientemente. En cuanto al encuentro entre Namajunas y Andrade, no hay nada confirmado, pero la brasileña es la número dos en los rankings y considerada la próxima contendiente. Jedrzejczyk, por su parte, se toma las cosas con calma: “Quiero hacer esto para poner los puntos sobre las íes, voy a volver al peso paja, pero ya no soy tan joven. He estado haciendo esto por 15 años, quiero cuidar de mi cuerpo”.

La dieta estricta por tantas semanas y el corte de peso, este campamento me di cuenta de cuánto impacto tienen en tu cuerpo, tu cerebro y tu desempeño”, siguió la polaca, llevándole la contra a Dana White. El presidente de la UFC dijo que preferiría ver a la ex campeona seguir en las 115 libras en la misma conferencia, pero parece que eso no está en los planes de Jedrzejczyk a futuro. “Definitivamente quiero cuidarme, pero lo estúpido es que quiero hacer esto una vez más. Eso es todo. Una última oportunidad”.