En la nueva co-estelar del UFC Fight Night Las Vegas 5, la número tres de la clasificación Peso Mosca femenil, Joanne Calderwood, se mide a la ex-campeona de las 115 libras de Invicta FC, Jennifer Maia.

La pelea representa un riesgo para la escocesa pues tenía una oportunidad titular asegurada ante la monarca de la división, Valentina Shevchenko, para el postergado UFC 251. Sin embargo, el coronavirus y una lesión de la nativa de Kirguistán evitó que eso se cristalice.

De perder ante Maia esta noche en Las Vegas, Calderwood, quien suma un récord de 3 – 1 desde su regreso a las Pesos Moscas, podría despedirse de la oportunidad de desafiar el cómodo reinado de Shevchenko, y eso es algo de lo que ella está consciente.

“Estoy en una etapa en mi carrera en la que si entreno constantemente, mi peso está bien, mi mente está bien, y siento que la bola está en mi lado de la cancha, ¿entonces por qué no?”, le dijo la peleadora a MMA Fighting durante el día de medios el jueves.

Aunque aceptar una pelea con pocos días de aviso puede ser una apuesta muy grande, Calderwood confiesa que no se sentiría cómoda enfrentando a la mejor peleadora de la división sin recordar cómo se siente estar sobre el octágono.

“Ya ha sido casi un año desde la última vez que peleé y simplemente lo extraño. Extraño todas las emociones y puede ser enajenado no haberlo hecho por tanto tiempo. Por lo que para mí, siento que tomé una buena decisión porque no quiero desafiar a la mejor chica de la división sintiendo, ‘Demonios, ha pasado tanto tiempo desde la última vez que estuve en un Fight Week‘, y estar lista y que te envuelvan las manos y estar en ese momento. La cosa es que el tiempo sobre el octágono es muy importante”.

Calderwood peleó por última vez en el UFC 242, donde logró una decisión dividida sobre Andrea Lee el 9 de septiembre del 2019.


Notas Destacadas