Un par de pruebas antidopajes realizadas por la Comisión Atlética de Nevada, a Jon Jones antes de su pelea en UFC 235, tienen nuevamente metabolitos de M3, un componente del Turinabol oral.

La información fue revelada por John Morgan de MMAJunkie, y posteriormente publicada por la Comisión Atlética de Nevada a todos los medios.

Como explica Morgan, este metabolito se detectó en cantidades de 40 picogramos y menores. Lo cual la entidad reguladora asegura que “No existe evidencia científica o médica de que el atleta tenga una ventaja para su pelea programada el 2 de Marzo del 2019.”

En pocas palabras, esto no afectaría la pelea de UFC 235 con Anthony Smith de este Sábado.

También en el informe se revelaron tres pruebas más realizadas al campeón la cual llegaron limpias.

Esta es la misma sustancia que Jon Jones dio positivo previo a su pelea con Alexander Gustafsson. El desarrollo de lo sucedido en esa ocasión negó a Jones la licencia para pelear, lo cual UFC decidió trasladar el evento de Las Vegas a Los Ángeles en solamente una semana.

Después de una investigación más a fondo del caso de Jones, la Comisión Atlética de California determinó que las cantidades en el sistema no eran lo suficiente para mejorar el rendimiento, y que estas son probablemente por el resultado de la ingestión anterior de una sustancia en el pasado. Esto es conocido como el efecto pulsante que tanto se suele escuchar.

UFC 235 se realizará el próximo Sábado en el T-Mobile en Las Vegas, Nevada.