Desde que dominó con mucha facilidad sobre la lona a Ben Askren en un evento benéfico, el luchador olímpico y múltiple campeón mundial en esa disciplina, Jordan Burroughs, entró a la órbita de las MMA.

El propio Dana White admitió interés hacia el luchador de 31 años asegurando que siempre están interesados en firmar a los mejores atletas del mundo.

No obstante, los planes a futuro de Burroughs pueden que hayan cambiado, pues tras ver cómo quedó la nariz de Mike Perry el pasado sábado, al parecer no está seguro sobre si probar suerte en las MMA.

Perry sufrió una de las fracturas más feas que se han visto en el deporte luego de recibir un rodillazo de Vicente Luque en la pelea co-estelar del UFC Fight Night Montevideo, la cual terminó perdiendo vía decisión dividida.

Esto es lo que Burroughs comentó al respecto:

“Cada vez que me siento tentado de entrar al octágono y veo algo como esto, pienso, ‘No, estoy bien'”.

En 2012, Burroughs ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en la categoría de 74 kg. En 2011, 2013, 2015 y 2017 se llevó la medalla de oro en campeonatos mundiales y en 2011, 2015 y este 2019 hizo lo mismo en los Juegos Panamericanos.