Un joven peleador británico de artes marciales murió el fin de semana en Tailandia después de someterse a un duro entrenamiento para tratar de bajar de peso y cumplir con el límite acordado para una pelea, informa el diario ‘Bangkok Post’.

El luchador de muay thai Jordan Coe, de 20 años, tenía pactada una pelea para el pasado domingo en la categoría de 61 kilos. Sin embargo, un día antes de la velada, el británico dio un peso de 64 kilogramos, tres más del límite establecido. Por esa razón, el sábado por la mañana pasado, Coe decidió salir a correr llevando puesto un grueso traje deportivo, a pesar de que los termómetros marcaban en la zona casi 40 grados centígrados. Su cuerpo no fue encontrado hasta el día siguiente y los resultados de la autopsia preliminar dictaminaron que el organismo del joven luchador sufrió un golpe de calor debido a una grave deshidratación.

Coe, originario de la localidad escocesa de Falkirk (Reino Unido), residía en Tailandia desde hacía varios años y hasta el momento de su muerte había participado en más de 70 peleas profesionales.

Participa de la conversación