Hoy es “jueves de antaño”, conocido en las redes sociales como “TBT ThrowBack Thursday”, así que… veamos algo de historia.

Un día como hoy 7 de junio pero del año 2008, se vio por primera vez dentro del UFC una cartelera mermada por las lesiones.

El UFC 85: Bedlam se llevó a cabo en el “The O2 Arena” de Londres, Inglaterra, pero la cartelera que se presentó no estuvo ni cerca de lo que realmente se había planeado.

La cartelera estuvo plagada de lesiones que cambiaron la forma y el curso de las peleas programadas, en especial, la pelea estelar. Para encabezar el UFC 85, se había programado un combate entre los peleadores de la categoría de las 205 libras Chuck Liddell y Mauricio Rua; sin embargo, Rua salió del combate por una lesión en una rodilla la cual necesitó cirugía dejando a Liddell sin oponente. Rashad Evans luego reemplazó a Rua para salvar la pelea estelar contra Liddell, y cuando parecía que la suerte del evento cambiaba, entonces otro rayo cayó dos veces en el mismo lugar.

Liddell se vio obligado a retirarse de la cartelera debido a una lesión en el tendón de la corva, dejando entonces a Evans varado luego de haber entrado a salvar la pelea estelar. El UFC comenzó a buscar un oponente para Evans hasta encontrarlo. James Irvin entró a la mezcla como remplazo de último minuto para enfrentar a Evans.

Pero… ¡el rayo golpeó una tercera vez! Irvin sufrió una lesión en un pie dejándolo fuera del combate, lo que obligó al UFC a sacar a Evans de la cartelera y cambiar de peleadores para la pelea estelar. Finalmente, la pelea estelar fue Matt Hughes contra Thiago Alves, donde Hughes tomó la pelea con poco tiempo de aviso para quedar bien con el UFC, y aunque fue un bonito gesto, la suerte tampoco estuvo a su favor, ya que Alves no logró hacer el peso (división welter) y la pelea tuvo que hacerse en “peso acordado”.

Pero como si todo esto fuera poco… ¡La cosa no termina aquí!

El ex campeón de peso mediano Michael Bisping estaba programado para enfrentarse contra Chris Leben en esta cartelera, sin embargo, debido a problemas legales que limitaron la capacidad de Leben para entrenar adecuadamente para la pelea, se vio obligado a retirarse de la misma y así Jason Day tomó su lugar para enfrentar a Bisping.

Otra pelea que sufrió en el UFC 85 fue la de Jonathan Goulet contra Paul Kelly. Goulet tuvo que retirarse de la cartelera por no haber tenido suficiente tiempo para entrenar para enfrentar a su contrincante, entonces, mientras se buscaba oponente para Kelly, éste se lesionó durante un entrenamiento y la pelea fue removida.

¿Muchas peleas con cambios no? Pero si, ¡hay más!

Dos peleas más fueron cambiadas debido a lesiones. Roan Carneiro debía enfrentarse a Ryo Chonan, quien salió lesionado y fue reemplazado por Kevin Burns. También, Antoni Hardonk debía enfrentarse a Neil Wain, quien fue reemplazado por Eddie Sanchez tras lesionarse.

Al parecer la suerte no estuvo con el UFC el 7 de junio del 2008, ya que la cartelera tuvo tantas lesiones que actualmente es la tercera cartelera con más lesiones en la historia del UFC (si mis amigos, hay otros eventos con mucho más lesiones, pero dejaremos que lleguen sus días).

“Recordar es vivir de nuevo,” hasta el próximo jueves.