Hoy es “jueves de antaño”, conocido en las redes sociales como “TBT o ThrowBack Thursday”, así que…veamos algo de historia.

Hace 13 años, el 10 de octubre del 2006, se llevó a cabo la cartelera UFC Fight Night 6.5 o como comercialmente le llamaron, UFC: Ortiz vs. Shamrock 3: The Final Chapter, donde se vieron las caras por una tercera ocasión: Tito Ortiz y Ken Shamrock.

La primera vez que chocaron fue en el 2002, donde Shamrock, luego de haber pasado al rededor de 6 años sin competir en UFC (para competir en PRIDE y otras promotoras) decidió disputar el título de peso semicompleto ante Ortiz.

Por su parte, Ortiz, venía curiosamente con una racha de cinco victorias consecutivas; consiguiendo con la primera de ellas el título vacante de las 205 libras y obviamente, las demás victorias fueron defensas de título.

Ortiz venció a Shamrock por TKO en el tercer asalto, imponiendo el récord en ese entonces de “Más Defensas de Título consecutivas en la división de peso semicompleto del UFC“.

Dato Curioso: La última derrota de Tito Ortiz antes de conseguir el título de peso semicompleto y comenzar su racha de victorias, fue contra Frank Shamrock (hermano de Ken Shamrock).

La segunda vez se enfrentaron ocurrió cuatro años mas tarde, donde siendo entrenadores del reality “The Ultimate Fighter” tuvieron una pelea para clausurar la tercera temporada, en el evento UFC 61: Bitter Rivals.

Fue una revancha muy esperada y tenía todo el sentido del mundo, solo que en esta ocasión no había un título de por medio. Lamentablemente para Shamrock, “The Huntington Beach Bad Boy” salió nuevamente con la mano en alto ganando la contienda por TKO, esta vez en tan solo 1:18 del primer asalto.

Fue así como un día como hoy, luego que Shamrock había perdido de forma clara dos veces, se le dio una revancha inmediata (a pesar tener una racha de tres derrotas) y se llevo a cabo una tercera pelea, donde a Ortiz (quien tenía una racha de 4 victorias) solo le tomó poco menos de tres minutos del primer asalto para terminar a Shamrock y llevarse la victoria junto con 30,000 dólares de bono por el KO de la noche.

Una trilogía a mi entender innecesaria ya que no había ningún criterio (excepto que ambos no se caían bien) para que se hiciera; pero que por el morbo que generaban estas dos estrellas del deporte, generaron como resultado un récord en Ratings a nivel de televisión (para ese entonces), donde 5.7 millones de espectadores vieron la pelea.

Este récord no fue roto hasta el UFC 75, donde 5.9 millones de personas vieron a Rampage Jackson y Dan Henderson unificar los títulos de peso semicompletos de UFC y PRIDE.