A pesar de haber firmado recientemente una extensión contractual, Justin Willis ha sido liberado de la UFC.

De acuerdo al medio canadiense TSN, un oficial de la UFC les confirmó este día viernes que ‘Big Pretty’ ha sido despedido de la promoción. Se cree que la razón de su liberación se debe a que no aceptó una pelea para el UFC on ESPN 4 ante el número 14 de la clasificación Peso Completa, Walt Harris, quien días atrás lo acusó de ser “pura boca”. La pelea hubiese tenido lugar el 20 de julio en San Antonio, Texas.

Aunque la liberación de Willis parece ser legítima, el californiano ha refutado los reportes sobre su aparente despido y le ha asegurado a MMA Junkie que sólo se trata de un “malentendido” y que pronto sabremos de su próxima pelea.

Willis, quien hasta hace dos semanas se encontraba dentro del top 15, ha desaparecido del ranking.

El miembro de AKA llegó a la UFC a mediados del 2017 con un historial como profesional de 4 – 1 y ganó sus primeras cuatro peleas dentro del octágono, tres de ellas llegando a las tarjetas de los jueces. Su primera derrota en la UFC se dio el pasado 23 de marzo cuando fue superado por Curtis Blaydes vía Decisión Unánime en el UFC Fight Night Nashville.