Karma: “Motochorro” eligió mal a su víctima y perdió por sumisión

Cuando dos asaltantes vieron una joven sola en una calle de Manaos, Brasil, pensaron que no tendrían una mejor oportunidad. Rápidamente acercaron su motocicleta con el objetivo de quitarle su celular. Sin embargo, para su mala suerte, hubo muchos detalles que no consideraron.

La joven de 22 años estaba frente a su domicilio, de modo que cuando vio a uno de los hombres dirigiéndose a ella, rápidamente arrojó su teléfono hacia el interior de la casa. Desconcertados y sin nada que sustraer, los asaltantes quisieron dejar el lugar.

En ese momento, un vecino impactó a los dos malhechores con su vehículo para impedirles la huída. Y aquí, para ellos, vino lo peor: su víctima, aquella mujer que creyeron indefensa, era en realidad una experta en jiu-jitsu.

Con una rápida maniobra la joven redujo a uno de los asaltantes y lo llevó al suelo. Ahí, utilizando toda su destreza aplicó una técnica llamada juji-gatame, que consiste en atrapar el brazo del oponente para extender, flexionar y rotar la articulación del codo, incapacitando completamente a quien la recibe.
Sólo se pueden escuchar los gritos de dolor del ladrón, que jamás esperó que su plan resultara de esa manera.

«Me di cuenta de que no traían nada, sólo llegaron diciendo ‘pásame el celular’. Vi que ellos no tenían nada y por eso reaccioné. Si ellos hubieran estado armados, yo nunca había reaccionado», dijo Sabrina.

La valiente acción de la joven fue grabada por las personas que transitaban por el lugar, quienes quisieron dejar registro de esta heroico momento, que tal vez el asaltante no recordará igual que el resto. El hombre retenido fue identificado como Magdiel da Silva Lima, de 18 años, y quedará a disposición del 14º Distrito Integrado de Policía. Y aunque muchos creen que volverá a estar pronto en la calle, lo cierto es que difícilmente le queden ganas de cruzarse con Sabrina.

Notas Destacadas