Durante una entrevista con MMA Flashback (vía BJPenn.com), Karolina Kowalkiewicz cuenta cómo vio el incidente protagonizado por Conor McGregor antes de UFC 223.

“Vi como Conor McGregor golpeaba las ventanas. También como Rose Namajunas estaba llorando mientras Pat (su prometido) protegía su cara. La cara de (Michael) Chiesa estaba manchada de sangre. Mis entrenadores me dijeron que me escondiera. Quería ver lo que estaba pasando, pero no me lo permitieron. Y eso es todo.

Además, la peleadora asegura que el irlandés le envió una carta de disculpa.

“Probablemente Conor se dio cuenta después de lo que había hecho, y me envió una carta de disculpa. No tengo intención de demandar a nadie. Al crecer en Lodz, vi cosas peores”.

Síguenos en Twitter, dale me gusta a nuestro Facebook y subscribete a nuestro canal de YouTube.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)