A pesar de haber perdido en su debut en las 170 libras, Kevin Lee estaba convencido que regresaría a la división. Sin embargo, después de ver el UFC 242 su opinión ha cambiado.

Lee, ex-retador al cinturón interino de los Livianos, subió a la división Peso Welter debido a lo mucho que le costaba hacer peso y por el hecho de haber perdido dos de sus últimas tres presentaciones. Su estreno en las 170 libras no salió como esperaba ya que fue sometido por Rafael dos Anjos en la estelar del UFC Fight Night Rochester.

Ahora entrenando en Tristar con la idea de regresar a la acción en noviembre, probablemente para el UFC 244, Lee ha mencionado que volverá a las 155 libras y que aún espera una pelea con el monarca de la división, Khabib Nurmagomedov.

“Después de ver esa última pelea de Khabib (ante Conor McGregor en el UFC 229), hice una entrevista antes su pelea con Dustin (Poirier) en la que dije no haber estado muy impresionado, pero luego de ver cómo lidió con Dustin, puede que quiera un pedazo de ese pastel”, le dijo el ‘Motown Phenom’ a ESPN.

Aunque al ruso no le quedan muchas peleas en el deporte, Lee confesó estar interesado en el peleador que es considerado por muchos como el “siguiente Khabib”, Islam Makhachev.

Makhachev, número 14 del ranking, sostiene un récord como profesional de 18 – 1 y ha ganado siete de las ocho peleas que ha disputado sobre el octágono. Al igual que Nurmagomedov, Makhachev impone mucho dominio sobre la lona.

“Escucho que la UFC se va a presentar en Moscú y que Islam quiere pelear. Islam y yo en la co-estelar suena muy bien para mí. Las personas lo ven como el siguiente Khabib. Está ascendiendo. Siempre he tenido mis ojos sobre él. Las MMA son un círculo pequeño. Escucho que Islam puede pelear, y yo me pongo como, ‘Oh, ¿puede pelear? Ya veremos’. Khabib probablemente estaría en su esquina. Yo estaré entrenando con Georges (St-Pierre).