Conor McGregor y Khabib Nurmagomedov celebraron la primera conferencia de prensa de cara a su pelea en la que respondieron preguntas a los periodistas y se lanzaron mensajes. Además, vimos como el irlandés promocionaba su whiskey.

Durante el evento, The Notorious bebió su licor al menos dos veces. Esto lo ha aprovechado su rival, que rechazó un vaso que le ofreció el retador al título, asegurando que nunca bebe alcohol, para publicar el siguiente mensaje:

Todos los alcohólicos acabarán igual“.