Después de la estelar del UFC 242 en la que Khabib Nurmagomedov sometió a Dustin Poirier para defender exitosamente por segunda vez su cinturón de las 155 libras, sucedió algo completamente ajeno en el mundo de las MMA: un intercambio de camisetas.

En la entrevista después de la pelea con Jon Anik, Nurmagomedov prometió vender la camiseta de Poirier y donar el dinero recaudado a su fundación, The Good Fight Foundation.

Poirier fue invitado esta tarde en El Show de MMA de Ariel Helwani, donde mencionó que Nurmagomedov donó $100,000 dólares a su fundación, la cual planea construir un pozo de agua en Uganda para los niños de un orfanato que lo perdieron todo luego de una torrencial inundación.