El karate, actualmente, se está viendo desplazado por la gran popularidad que están teniendo las Artes Marciales Mixtas, (MMA, por sus siglas en inglés). La gran mayoría de personas interesadas en este tipo de deportes, actualmente, prefiere la práctica de MMA sobre el karate tradicional.

Contacté a Marcelo Boldrini, sensei del antiguo dojo en el que practicaba karate, con más de 50 años dedicados a la enseñanza de karate shotokan para hablar del estado actual del karate, las MMA y qué significa hacer karate hoy en día.

VICE: ¿Alguna vez has usado karate en la vida real?
Sensei Marcelo Boldrini: He trabajado más de 30 años en las fuerzas policiales, así que en más de una ocasión he tenido enfrentamientos físicos durante mi trabajo. He usado técnicas de karate, pero la mayoría de las veces ha sido para defenderme y controlar la situación.

¿Por qué gritan cuando dan un golpe? ¿Cuál es la función?
El grito que se utiliza —no solamente en karate—, se llama kiai. Es la máxima expresión física y mental, expresada en un sólo momento. Si ustedes se fijan en otros deportes como el lanzamiento de jabalinas, o levantamiento de pesas, hacen lo mismo, con la diferencia que hacen un grito gutural y se les ve la concentración en la cara. Tratas de reforzar tu fuerza y tu mente en un solo punto para obtener el máximo resultado.

¿Qué opinas de las artes marciales mixtas?
Las MMA las veo como actividades deportivas, y con la violencia que hay en el mundo hoy en día es algo que se ha promulgado y promovido. Si comparas las MMA con las demás artes marciales —no sólo con el karate—, en ellas se cuida mucho la integridad física del alumno. Los golpes están sumamente limitados, ya que queremos que entrenen hasta que tengan 70, 80, y 90 años como los tienen nuestros maestros.

El karate tiene muchísimos niños practicantes a nivel mundial y ese tipo de golpes no los podemos permitir. También las MMA tienen una finalidad muy corta, si te fijas, los campeones de MMA duran muy poco tiempo ya que el desgaste físico es terrible.

Las MMA no te llevan a ningún tipo de desarrollo emocional o educativo. Cuando la única finalidad o el resultado que tú buscas es sencillamente la desintegración de un adversario, esto te afecta mentalmente. No debemos comparar las MMA con el mundo de las artes marciales. En el judo y el aikido, por ejemplo, como en el karate, la finalidad principal también es la formación del ser humano.

Entonces en el karate lo más importante son los valores éticos del ser humano. En el caso de que un alumno no posea buenos valores, ¿puede ser expulsado? ¿Qué reglas tienes que romper para ser expulsado de una academia de karate?
La idea no es tener un reglamento para que se aplique por la fuerza y con sanciones que den miedo a la gente. Lo ideal es que entres en simbiosis con un ambiente de cordialidad, respeto, sacrificio y compañerismo en el cual tú te sientas cómodo, como en una familia.

No es que tienes que venerar a un maestro obligatoriamente, pero evidentemente la ascendencia de un maestro sobre sus alumnos se basa en la calidad de la instrucción, en cómo comparte con ellos. La idea más allá de formar campeones, es formar mejores seres humanos. Un maestro tiene que lograr que sus alumnos sean respetuosos, dedicados, y que aprendan a vencer las adversidades que te puede traer la vida para que se conviertan en miembros eficientes dentro de la sociedad.

¿Cuál es la técnica o el golpe más letal que te sabes? ¿Podrías describírnosla?
Cada practicante tiene su técnica favorita o “letal”, como tú la llamas. A nosotros no nos gusta llamarla así. Depende más de la parte del cuerpo humano en donde la apliques y de la técnica en sí misma. Por supuesto, ningún maestro la divulga porque no queremos que este tipo de información llegue a personas que no están preparadas para poderla ejecutar de una manera apropiada.

¿Cuál es la filosofía del karate?
Como filosofía tradicional, el karate se define como un arte de la defensa, no está hecho para agredir sino para evitar ser agredido. Hoy en día, el karate se utiliza básicamente para la creación de buenos ciudadanos. El 80 por ciento de los alumnos practicantes en todo el mundo tiene menos de 18 años, y la mayoría de los instructores lo que hacemos es tratar de desarrollar un sentimiento de respeto, disciplina, perseverancia y máximo esfuerzo para formarlos como mejores ciudadanos y poder ser incluidos en una sociedad.

¿Cualquier tipo de persona puede aspirar a ser sensei? ¿Hay requisitos de comportamiento o tienes que dar algún tipo de ejemplo?
La palabra sensei se traduce a maestro o persona que enseña, y está asociada al concepto del cinturón negro. Pero el sensei es el maestro. Incluso tú puedes llegar a cinturón negro y no eres un maestro, hay que tener vocación para enseñar, entrenarse y estudiar para enseñar, así que no cualquier persona puede ser sensei. Es evidente que sin la vocación y habilidades, nunca vas a llegar a ser un verdadero maestro.

Hay una película, que se llama Never Back Down 3, donde dicen que loskata son aplicables en situaciones reales, ¿esto es verdad?
El kata se define como una serie de movimientos de defensas y ataques donde el ejecutante practica y simula estar combatiendo con diferentes adversarios en distintos ángulos. La finalidad es desarrollar una mejor técnica y trabajar en combinaciones. Así que sí, sin duda, tú puedes aplicarlo a la vida real en ciertas secuencias de movimientos.

¿Cómo controlan a los cinturones negros falsos? Hoy en día se está viendo una moda de comprar los grados y cada quién da las clases como quiere.
Si bien es cierto que hoy en día hay una gran proliferación cuyo origen no está verificado, cualquier instructor y las academias normalmente pertenecen a una organización internacional que se encarga de legitimar los grados (los exámenes que presentas). Muchos de estos diplomas vienen directamente de Japón y son refrendados por el Ministerio de Educación Japonesa. Esta es una buena manera para alguien neófito que va a buscar una instrucción, de asegurarse que la academia está registrada. También los diplomas de los maestros deben estar como norma, en las paredes, al igual que los diplomas de afiliación de los dojos.

Hoy en día toda esta información está fácilmente verificable en internet, la International Shotokan Karate Federation, tiene unos 70 países miembros en todo el mundo y si entras en la página de la organización (ISKF.com) puedes ver los países miembros. Inclusive puedes ver cuáles son los dojos que están en cada país con sus respectivos instructores.

¿El karate ha perdido un poco de popularidad y terreno contra otras disciplinas como el jiujitsu o muay thay? ¿A qué crees que se debe esto?
Últimamente ha habido una gran proliferación de actividades de combate que, digamos, no vienen exactamente de las artes marciales y, aparentemente, mientras más violentas sean más llaman al público.

La diferencia entre el karate y todas esas actividades es el respeto. El estar bajo un régimen que te exige adaptarte a las reglas tradicionales que provienen de hace cientos de años de práctica. Hay mucha gente joven a la que no le gusta la disciplina o el esfuerzo.

A los jóvenes no les gusta que un maestro les diga que no puede fumar, que tiene que tener el cabello corto o que no puede tomar. Ese tipo de reglas tradicionales no le gustan a una parte de la sociedad que buscan otro tipo de actividades donde eso no se les exige.

El karate tradicional está basado en la constancia, esfuerzo y en la dedicación de los maestros por mejorar la técnica y la parte anímica de sus alumnos. Hay que acostumbrarlos a que todo tienes que ganártelo en la vida, nada se te regala. La cinta que se da en el karate cuando subes de grado es sólo el fruto de un arduo trabajo en conjunto con tu maestro.

La parte deportiva del karate es solamente la cabeza del iceberg, para nosotros como practicantes de artes marciales tradicionales eso es sólo un 20 por ciento de nuestra satisfacción. Es cierto que vamos a un torneo cada dos o tres meses, pero nosotros no entrenamos todos los días para ir y ganar trofeos o medallas.

Fuente: VICE México
https://www.vice.com/es_mx/article/las-mma-no-te-llevan-a-ningun-tipo-de-desarrollo-emocional-o-educativo-platicamos-con-un-sensei-de-karate