Robbie llega a la revancha ante Hendricks con dos victorias recientes y ante peleadores de nivel. Está activo y buscará aprovechar su buen momento ante un Johny que, por lesiones, no sube a un octágono desde que conquistó el cinturón welter.

Sábado 6 de diciembre en Las Vegas es la fecha y el destino de la cita. Allí, Johny Hendricks y Robbie Lawler volverán a verse las caras y protagonizarán una revancha donde nuevamente estará en juego el cinturón de los pesos welter del UFC. Aunque, en esta oportunidad, quien ocupará el rol de retador llega con una ventaja más que importante: se mantuvo activo tras el primer combate y sumó dos victorias a su gran 2014. Del otro lado, las lesiones alejaron de los octágonos al campeón y es una incógnita su estado físico para esta contienda.

Desde su regreso al UFC y al peso welter en 2013 la vida le ha sonreído a Lawler. Acumuló dos triunfos antes del límite y los coronó con un tercero ante el siempre duro Rory MacDonald por decisión unánime. Este historial le valió la chance de disputar ante Hendricks el cetro de las 170 libras que había dejado vacante Georges St-Pierre. Sin embargo, esta vez la suerte no estuvo de su lado y, en lo que luego fue considerada la pelea de la noche, cayó en las tarjetas ante el nuevo monarca de la categoría.

Aquel 15 de marzo lo dejó con la sangre en el ojo y desde ese entonces enfocóLawler vs Hendricks I fue una pelea muy cerrada
Lawler vs Hendricks I fue una pelea muy cerrada
su vida en buscar una nueva oportunidad de título lo antes posible. La promotora lo puso a prueba apenas dos meses después y éste contestó con un gran nocaut técnico en el tercer round ante Jake Ellenberger, para deleitar a todo el público de la ciudad de los casinos. Pero, como si esto fuera poco, pidió volver a tener acción a los 60 días, y nuevamente fue con éxito. Aquella vez, en San José, California, fue parte de la estelar de la noche y se cargó por decisión unánime a Matt Brown, quien hoy ocupa el quinto lugar del ránking.

Lawler quiere cambiar la historia

En contrapunto con el gran presente que consiguió Lawler tras su derrota, se encuentra la situación actual de Hendricks. Johny confesó que durante la pelea por el título se resintió de una lesión en su codo en el primer round y que no pudo mostrar su mejor versión por no estar al 100 por ciento en lo físico. Días después de ponerse el cinturón, “Big Rigg” fue operado del bíceps derecho. De todas formas, él mismo confesó que para la revancha estará con su cuerpo en perfectas condiciones. “Voy a llegar de la mejor forma y con los dos brazos enteros. Quiero ver cómo me puede ir en una pelea contra Robbie estando saludable”, sostuvo.

Esta vez, en los papeles, Lawler llegará en mejor forma que Hendricks. ¿Podrá quitarle el tan buscado título de campeón?

Podés seguirme en Twitter: @fedenogueira25


Notas Destacadas