La presentación de Julio César Chávez Jr. ante Saul Alvarez fue realmente paupérrima. Fue tan mala, que hasta algunos se animaron a decir que había sido acordado el resultado del pleito. A pesar que tanto los aficionados como los periodistas criticaron con munición pesada al hijo de la leyenda, fue su padre quien le dio la estocada final.

“Yo le pedía a Julio Jr. que me regalara un pinche round tirando golpes y no lo hizo (…) Le hace falta lo que a su padre le sobraba. Estoy muy decepcionado”, comentó Chávez sr.

No quedan dudas que desde 2012 la carrera del oriundo de Sonora se vino abajo. Su nivel no paró de caer. Llamativamente, cuando pocos lo ubicaban en la primera plana del boxeo mundial, decidió aceptar este combate contra canelo. Hasta llegó a querer apostar toda su bolsa al de Guadalajara. Menos mal que su padre se metió y rompió ese acuerdo, sino hoy en día estaría con la autoestima por el suelo y sin sus millones de ganancia.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)