Se ha visto poco y nada de Luke Rockhold desde que perdió el título de peso medio de la UFC a manos de Michael Bisping, pero sabemos que él tampoco está feliz con el estado de la división. De hecho, mientras se prepara para pelear con David Branch en UFC Fight Night 116, el ex campeón dedicó unas pocas palabras para la estelar de UFC 217, que verá al británico defender al cinturón frente al ex campeón de peso welter Georges St-Pierre: “Creo que darle el encuentro Georges St-Pierre es un chiste y todavía no tengo fe en que llegue a la pelea, así que veremos qué pasa”, dijo Rockhold.

El ex campeón de peso medio ha sido uno de los principales detractores de darle a St-Pierre, que competía en otra división y hasta hace poco estaba retirado, una pelea inmediata por el título. Por eso, aunque competirá este sábado, Rockhold dice que estará listo para hacer de suplente el cuatro de noviembre de ser necesario. “Estoy cansado de esperar, y no es chiste. Estoy cansado de esta mi**da. Vuelvo con todo”, dijo el peleador de American Kickboxing Academy, que perdió ya más de un año por una lesión de rodilla.

Y aunque se cuida de no subestimar a su rival, error que le costó su cinturón, Rockhold tampoco se muestra muy impresionado con el ex campeón de dos divisiones de World Series of Fighting. Branch publicó un corto video en su cuenta de Twitter donde dice que hace cinco años que no pierde y amenaza con “golpearlo como si hubiera robado algo”, y Rockhold dió su respuesta: “No me interesa nada de lo que diga alguien que habla detrás de unas gafas oscuras y un gorrito. Ya llegará la pelea y aprenderá de su lugar”.

Participa de la conversación