Foto: Brandon Magnus

Con la división de peso medio en punto muerto mientras el campeón Michael Bisping se prepara para pelear con Georges St-Pierre, el ex campeón Luke Rockhold se suma a las críticas de que la promoción debería recompensar el mérito de los peleadores: “La UFC tiene que hacer que los mejores peleen con los mejores. Eso es lo que hizo a esta compañía lo que es y tienen que volver a eso”, le dijo Rockhold a Submission Radio. “El campeón tendría que pelear con el número uno. Pero si el número uno y el número dos tienen que pelear, entonces tiene que haber una garantía de que pelearán por el título”.

Claro que los comentarios de Rockhold son, en parte, por su propia inactividad. El ex campeón tuvo que salir de una pelea con Ronaldo “Jacaré” Souza el año pasado por lesión, y ahora se le dificulta volver al ruedo: “Estoy buscando una pelea y me estoy quedando sin opciones. Anderson Silva no quiso pelear, Yoel está esperando por un título real o interino”, siguió Rockhold, refiriéndose al supuesto contendiente número uno Yoel Romero. “Sé que Romero aceptaría pelear por un título interino y que no va a pelear por otra cosa. Yo lo enfrentaría con gusto. El número uno contra el número dos”.

Pero si no se da la pelea con Romero, Rockhold aceptaría enfrentarse con un contendiente en ascenso: “Que tál Robert Whittaker. El chico se ve bien, me gusta lo que logró y quiero ponerlo a prueba y ponerme a prueba frente a él”. Whittaker lleva ahora una racha de siete victorias, la última un nocaut impresionante sobre el peligroso Jacaré en UFC on Fox 22. En la misma noche del evento, Rockhold le dijo a los medios que le interesa pelear con Whittaker. “Tiene mucho sentido. Él quiere acercarse al título y hay lista de espera, yo quiero volver a competir. No veo nada mejor”.

Participa de la conversación