Mario Yamasaki hace su muy conocido saludo (Foto por Indiscutido)

Las secuelas del terremoto de emociones sobre controversial victoria de Kevin Lee sobre Michael Chiesa en el UFC Oklahoma City aun se están sintiendo, y al fin Mario Yamasaki ofreció declaraciones al respecto.

En la pelea estelar del UFC Fight Night 112, el veterano arbitro Mario Yamasaki se vio envuelto en controversia luego que Lee lograra un estrangulamiento trasero contra Chiesa, y tomara la decisión de detener la pelea aun cuando Chiesa no se había “rendido”; cabe destacar, que el arbitro tiene la potestad de interferir en el combate si entiende que algún peleador pone en riesgo su integridad física.

Según cuenta Yamasaki a Combate vía BloodyElbow, su decisión fue basada en que Chiesa estaba inconsciente.

“Sería más fácil dejarlo tranquilo, pero soy un cinturón negro de jiu-jitsu de quinto grado. Estoy seguro de que se fue a dormir. Todo el mundo dijo que no se había rendido, pero no hay ‘rendición’ cuando te vas a dormir, de lo contrario habría movido su brazo. Sólo tengo que mover a un atleta cuando estoy en duda y no tenía duda. Vi a un hombre que dejó de defenderse y [desistir],” Explicó Yamasaki.

“Regresó muy rápido. Yo estaba en el momento, no hay nada que pueda hacer. Ahí es donde comienzan la confusión y la controversia. Dana, como promotor y excelente hombre de negocios, está en su derecho. Promueve bien. No tengo que decir nada. Es su opinión, pensar que Chiesa no [quedó inconsciente]. Quienquiera que esté allí en ese momento es quien sabe. No necesito responder a nada. Cuanto más hable de esto, más crecerá.”

Dana White arremetió fuertemente contra Yamasaki, así como Chiesa. Sin embargo, Yamasaki está acostumbrado a las críticas, pero está más preocupado por su familia que por sí mismo.

“Estoy acostumbrado a eso. Llevo haciendo esto durante 20 años. El daño fue a mis hijos, sobrinos y sobrinas que son pequeños, preguntando por qué están hablando de mí.”