Tal y como se esperaba, Kamaru Usman demostró porqué es uno de los peleadores más dominantes en la historia de la UFC al apagar por completo a Jorge Masvidal en la pelea que cerró el UFC 251.

A pesar que Masvidal, campeón «BMF», había prometido que le iba a «partir» la cara a Usman, reconoció en la rueda de prensa después del PPV que subestimó al campeón.

«Odio quedarme corto. No voy a poner excusas, él fue el mejor hombre esta noche», le dijo ‘Gamebred’ a los medios (vía MMA Junkie). «Hubieron algunas áreas en las que no le di mucho crédito y otras en las que sentí que con un buen campamento lo hubiese superado. Creo que a pesar de haber aceptado la pelea con seis días de antelación probé mucho con mi lucha de que no soy fácil de derribar ni de mantenerme abajo».

Pese a lo poco cerrada que fue su pelea con el nigeriano, Masvidal está seguro que volverán a cruzarse y que solo necesita de una victoria más para asegurarse que eso suceda.

«Lo vamos a hacer otra vez. Simplemente no puedo esperar. Me van a poner un oponente por delante, me voy a encargar de eso y voy a regresar mejor que nunca. No voy a desaparecer de este deporte sin ese título en mi cintura. De una forma u otra. No fue mi mejor presentación pero todos pudieron ver el peleador dentro de mí».

Con su decisión adversa contra Usman, Masvidal ahora luce un 12 – 7 sobre el octágono.


Notas Destacadas