Maton abusaba de sus rivales hasta que recibió una paliza

El boxeador estadounidense Charlie Zelenoff fue víctima de su propia prepotencia y lo terminó pagando muy caro, tras una historia que parece de ficción.

El púgil se ufanaba de contar con un récord de 134 victorias en el campo amateur, pero nunca explicaba cómo ni cuándo las consiguió.

La realidad es que Zelenoff convencía a jóvenes inexpertos en un gimnasio para convertirse en spárring, hasta que en un momento del combate comenzaba a golpearlos como si fuera una pelea real.

Sin embargo, un día se cruzó con quien sabía pelear de verdad(un chico de 16 años) y terminó bebiendo de su propia medicina. 


Notas Destacadas