Foto tomada de MMAJunkie.com

Max Holloway no se está ganando los fanáticos brasileños, por el contrario, será abucheado cuando se enfrente a José Aldo en su “casa” para el UFC 212.

Holloway ha aceptado su papel de “chico malo” en su pelea de unificación del título de peso pluma y ha prometido retirar a Aldo en el Jeunesse Arena de Río de Janeiro el 3 de junio.

Holloway, el actual campeón interino de peso pluma, apabulló a los aficionados locales en el día de medios en Rio, al darle a “Scarface” un balón de fútbol, prometiendo que Aldo, un gran aficionado al fútbol, ​​podrá seguir su carrera de ensueño en el fútbol después de retirarse cuando lo derrote.

No puedo esperar para estar en frente de los brasileños“, dijo Holloway durante la conferencia de prensa de hoy en Brasil, a Mike Bohn y Fernanda Prates de MMA Junkie. “Sería estúpido pensar que no sería el malo que viene a pelear. Soy el chico malo, y estoy abrazando el papel. Solo tiene que hacer su trabajo. Aparece el 3 de junio y hagámoslo.

“Vine con un balón de fútbol porque el viejo dijo que quiere jugar al fútbol después de que haya terminado de pelear”, agregó Holloway. “Nosotros los hawaianos, nos gusta dar regalos, y este regalo es para él. Va a retirarse. Aquí lo tengo. Que tome la pelota, y podemos pasar esta pelea”.

Aldo, de 30 años, es uno de los campeones del UFC más condecorados de todos los tiempos y fue reincorporado como campeón oficial de 145 libras después de que Conor McGregor fue despojado del cinturón el año pasado.

Aldo vs Holloway, es la pelea estelar de la cartelera del UFC 212, que se llevará a cabo el 3 de junio en el Jeunesse Arena en Río de Janeiro, Brasil.