¿Cómo llegó Max Holloway a pelear por el título de peso ligero de la UFC? De la misma manera en que manejó toda su carrera, la promoción lo llamó y “Blessed” respondió: “Mi manager me dijo que Tony está lesionado, que querían que pelee contra Khabib. ¿Cómo podría rechazar una oportunidad así?”, le dijo el campeón de peso pluma a la estación de televisión hawaiiana KHON en el Aeropuerto Internacional de Honolulu. “Oportunidades como esta llegan una vez en la vida, sólo una persona pudo hacer esto antes. Me alegra ser el segundo en salir a hacer historia”.

Estoy aquí para pelear, no soy un matchmaker. Todavía tengo cosas que hacer en las 145 libras pero si la UFC me llama yo respondo, llamaron al tipo correcto”, siguió el hawaiiano de 26 años, que llega a quizás el encuentro más importante de su carrera con menos de una semana de anticipación y a dos meses de haber sufrido una lesión de tobillo. Si triunfa, Blessed será el quinto campeón de dos divisiones de la UFC y el segundo tras Conor McGregor en ser campeón simultáneo. “Allí estaré con seis días de anticipación, el siete de abril va a ser una gran noche y no puedo esperar”.

Este tipo es uno de los más temidos, pero todos somos peleadores, todos entrenamos, los dos somos humanos. Veamos quien es el mejor”, cerró Holloway, que arriesga una racha de 12 victorias frente a un oponente invicto. Nurmagomedov mantiene un récord perfecto de 25 triunfos desde el 2008, con nueve dentro del octágono, y durante años ha sido considerado uno de los principales contendientes en las 155 libras, con sus únicos contratiempos siendo sus frecuentes problemas de salud. “Khabib es un animal, pero para ser el mejor tienes que vencer al mejor y ese es Blessed”.