Imagen cortesía Bellator.

Lyam McGeary y Phill Davis se verán las caras en la pelea estelar del Bellator 163, que se llevará a cabo este viernes. A pesar que el condimento de que esté el cinturón de las 205 libras en juego ya es algo muy interesante, se revivirá un viejo clásico de las MMA que enamora a quienes disfrutan de la acción a ras de lona.

En el Bellator 124, McGeary demostró que era un diferente en el BJJ al finalizar de forma espectacular a Kelly Unundson con un triángulo invertido. Lo terminó de confirmar con las dos victorias más relevantes de su invicta carrera profesional: la decisión unánime sobre Newton que lo llevó al trono, y en su primera defensa en la que finalizó al veterano Tito Ortíz.

A pesar que no es un faixa preta en el arte suave brasilero, el inglés tiene un estilo muy particular. Se asemeja a Ronaldo «Jacaré» Souza o Godofredo Pepey; tiene una constante impronta por lograr algún sometimiento mediante transiciones repentinas. La rapidez que tiene para mover sus piernas, una vez que está a ras de lona sea en posición ventajosa o desventajosa, es la clave del éxito. Solo basta ver aquella excelente performance que tuvo contra Emanuel Newton, fue una máquina de conectar candados y llaves, que solo el hambre de gloria del ex campeón pudieron aguantar.

Del otro lado llega un representante de un arte marcial que también es sumamente peligrosa a ras de lona: wrestling. Phil Davis en sus ocho años como artista marcial mixto profesional, demostró que tiene uno de los niveles de lucha más altos que alguna vez hemos visto dentro de una jaula. Tiene la capacidad de dominar por completo, hasta el punto de anular a sus adversarios, una vez que logra el derribo. A pesar que esto es una gran ventaja, algunos directivos lo consideraron aburrido y por eso perdió su lugar en UFC.

Davis a punto de finalizar a Gustafsson
Davis a punto de finalizar a Gustafsson

De todas maneras, ser de la división I de la NCAA le permitió tener triunfos ante nombres de la élite del deporte como: Alexander Gustafsson, Brian Stan, Antonio Rogerio Nogueira, Glover Teixeira y Lyoto Machida, entre otros. A pesar que sea veloz, el norteamericano logra generar la diferencia a ras de lona con la potencia clásica de la lucha.

BJJ vs. lucha, wrestling vs. brazlian jiu jitsu es uno de los clásicos más antiguos de las artes marciales mixtas. Ambas disciplinas tienen formas totalmente diferentes, pero su objetivo final es lograr la dominación en el suelo ¿quién se interpondrá en la pelea estelar del Bellator 163?


Notas Destacadas