¿Recuerdan el incidente de la conferencia de prensa previa al UFC 202 en donde Nate Diaz, Conor McGregor y sus equipos se agredieron lanzando botellas de agua? Ese espectáculo podría significar que ambos peleadores tendrán que afrontar multas y suspensiones.

Brett Okamoto de ESPN reportó el día de hoy, que la Comisión Atlética del Estado de Nevada (NSAC) tomará cartas en el asunto y tanto Diaz como McGregor serían sancionados. El informe indica que la Procuraduría General de Nevada presentó reclamaciones por separado alegando que ambos atletas estuvieron involucrados en una conducta que fue “perjudicial para un certamen o contienda de combate sin armas.”

Cuando Daniel Cormier y Jon Jones protagonizaron esa riña en el 2014 en un cara a cara previo al UFC 183, los dos atletas fueron multados con el 10% de sus salarios y tuvieron que realizar servicio comunitario.