Michael Bisping tiene algo más de qué preocuparse que solo Georges St-Pierre. El campeón de peso mediano del UFC fue demandado por un adolescente según reporta TMZ.

El adolescente afirma que Bisping lo estranguló en un gimnasio de Anaheim, California en julio pasado, MMA Fighting confirmó el hecho el día de ayer.

Antonio Georgakopoulos, de 19 años, está acusando al peleador inglés de asalto, agresión y detención ilegal en el presunto incidente, que tuvo lugar en un gimnasio 24 horas el 31 de julio, según la denuncia presentada el lunes en el Tribunal Superior de California en el condado de Orange.

Según la denuncia escrita por el abogado Gavril T. Gabriel, Georgakopolous estaba trabajando con un amigo en el gimnasio 24 horas cuando se dio vuelta para recoger pesas a unos pocos metros de distancia. El amigo, según la denuncia, podía oír a alguien gritándole a Georgakopoulous por tomar sus pesas. Ese hombre supuestamente era Bisping, quien llamó a Georgakopolous un “idiota”, “pequeño punk”, y dijo, “¡no sabes quién soy!”

La demanda alega que Bisping luego extendió su brazo derecho y estranguló a Georgakopoulous por “dos o tres segundos”, sin permitirle respirar. “Un hombre más grande” intervino para separarlos, pero Bisping pidió que lo sacaran afuera, según plasma la denuncia. Fue entonces cuando el personal del gimnasio 24 horas se involucró y separó a Bisping y a Georgakopolous junto con la multitud que se reunió para ver el hecho.

Hasta el momento se conoce que no se realizó ningún arresto. Se presentó una investigación a la oficina del fiscal de la ciudad y “se determinó que no había pruebas suficientes para entablar un caso criminal”.

Bisping, quien ha sido campeón de peso mediano de UFC desde junio del 2016, defenderá su título contra St-Pierre en la pelea estelar del UFC 217 el 4 de noviembre en Nueva York.