Michael Bisping aseguró que su encuentro con Georges St-Pierre en UFC 217 no sería el último de su carrera y bien, “The Count” está cumpliendo. El ex campeón de peso medio ha aceptado un encuentro a corto plazo con Kelvin Gastelum en UFC Fight Night 122 en Shanghai, China, y dice que esa tampoco será su última aparición: “Dios bendiga a Shanghai, estoy seguro que son muy buena gente, pero no, no planeo retirarme allí”, explicó Bisping sobre su salida del deporte en The MMA Hour. “De nuevo, nada en contra de China, pero nunca antes fui allí, ¿por qué iba a tener mi última pelea en China?”.

Definitivamente quiero que mi última pelea sea en Inglaterra. Siempre quise que mi última pelea fuera en Inglaterra”, siguió “The Count”, que durante años fue la principal atracción de la UFC en el Reino Unido previo a la llegada de Conor McGregor. De hecho, del período que lo vió como campeón con una defensa y una racha de cinco victorias, sus triunfos frente a los legendarios Anderson Silva y Dan Henderson se dieron en su país natal. “Hay un evento planeado para Londres en marzo. Me encantaría estar allí, me encantaría ser parte de eso y darle las gracias al pueblo británico por su apoyo”.

Acepté esta pelea porque sólo eres tan bueno como tu último desempeño, y mi última pelea no salió como quería. Me siento bien, no estoy lesionado, así que, ¿por qué no?”, siguió Bisping para explicar por qué aceptó una pelea a tres semanas de UFC 217. Así, tras un período acusado de inactivo, The Count vuelve a su estilo usual para reemplazar a Anderson Silva tras que este dió positivo en un examen antidopaje. “Planeaba tener una última pelea en marzo, pero esta salió de la nada así que haré una extra. No era el plan pero así se dieron las circunstancias”.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)