ufc fight night 112 michael chiesa
Crédito: Brandon Magnus/Zuffa LLC/Getty Images

Michael Chiesa hablo luego de ser víctima y uno de los más afectados del ataque de Conor McGregor en el Barclay’s Center en la ciudad de Brooklyn, cuando el irlandés desato su ira contra el bus donde estaban los peleadores de UFC esperando ser trasladados al hotel, este le lanza un ‘diablito’ impactando los vidrios del bus, llegando trozos de vidrios a Chiese que resulto con daños en uno de sus ojos, a consecuencia de este incidente Chiese fue sacado de la cartelera de UFC 223 donde tenía pactado un combate con Borg.

Chiesa hablo luego de casi 3 meses del incidente, y deja ver su molestia argumentando que él tenía posibilidades reales de enfrentar a Khabib Nurmagomedov luego de que Max Holloway quien no recibió el alta médica por los problemas de corte de pesos.

“Realmente no tengo mucho que decirle al chico. Perdí una oportunidad por el título. Tengo pruebas. Yo era el chico mejor clasificado en la tarjeta. Yo hubiera intervenido para pelear contra Khabib en un abrir y cerrar de ojos. Siempre me ha encantado la pelea con Khabib.
Es un tipo genial. Pero este es un deporte y siempre me ha gustado la forma en que me he visto enfrentándolo y me he visto aprovechando esa oportunidad.”

“Realmente no tengo muchas cosas buenas para decirle a McGregor. Trabajas toda tu vida para ese tipo de oportunidades. ¿Quiero el mío en poco tiempo? No, me encantaría un campo de entrenamiento.

Pero como dije, si entran por la puerta y dicen: ‘Oye, ¿quieres pelear por el título en los próximos 10 minutos?’ Simplemente estoy dentro, estoy calentando, estoy listo para ir al octágono.”

“Perder esa oportunidad, fue difícil. Ya saben cómo funciona este deporte, muchachos.
Oportunidades como esa no aparecen. Podría ganar 15 peleas seguidas y aún así no obtener una oportunidad por el título y perdí mi oportunidad y mi sueño. Espero volver a ganar esa oportunidad a partir del 7 de julio contra Anthony Pettis.
Pero sí, es una pastilla difícil de tragar.”